La llegada del invierno y la bajada de temperaturas afecta al ritmo del campo.

La llegada del invierno y la bajada de temperaturas afecta al ritmo del campo.

Los días se acortan y las temperaturas bajan considerablemente y el sol desciende su intensidad. El olivo entra en estado de reposo vegetativo.

El olivo disminuye el ritmo de absorción de nutrientes, tiene muy poca actividad fisiológica y se ralentiza al mínimo su actividad.

Es un mes en el que, después de cosecha, el árbol reposa. Y les dejamos tranquilos.

En la agricultura, y más si es ecológica y respetuosa, deben mantenerse los ritmos que marcan las estaciones del año y la climatología que afecta a la actividad natural.

 

En olicatessen respetamos estos ritmos que nos marca la naturaleza, creemos que es la mejor manera de recibir frutos sanos y que nos aportan los sabores y aromas de lo que ha pasado durante el año en las fincas.

Cada año distintos, sinceros.

olivera desembre