Época de poda

Después de la cosecha, llega el frío y el olivo, como cualquier otro árbol, frutal o no, reposa. Entra en fase de reposo vegetativo, y es en este momento cuando se debe podar, para sanear y para preparar la llegada de la primavera y lo pueda afrontar con fuerza.

¿Para qué se poda?

  1. Para quitar/retirar ramas dañadas y / o enfermas.
  2. Mantener / dar forma al árbol. De esta manera, podemos asegurar una buena aireación y radiación solar, que son los mejores fungicidas naturales *.

De esta manera conseguimos:

  • Aumentar el número de frutos / cosecha
  • Sanear el árbol (así garantizamos su salud y que nos dé fruto)
  • Mejora el crecimiento.

Parece una tarea sencilla, pero no lo es. Una mala poda daña el árbol, alterando su crecimiento, su salud (tronco, ramas, raíces) y, en consecuencia, los frutos.

Después de la poda y para terminar de preparar el terreno, el abono de los campos es imprescindible.

En el momento de reposo de los campos es cuando debemos hacer el trabajo de preparación del campo para que el llegar la primavera las raíces necesitarán los nutrientes que se han ido «consumiendo» durante el año (tanto elementos químicos – como el potasio, el nitrógeno .. .- como los elementos microbiológicos)

* Siempre buscamos la manera natural y más respetuosa (tanto con el árbol, con medio ambiente, con el territorio y las personas que trabajamos y consumimos), pues practicamos la agricultura ecológica.

Comparteix

Share on facebook
Share on twitter
Descubre una nueva forma de disfrutar del aceite